Un testigo grabó en vídeo parte del suceso y lo difundió a través de redes sociales.

Ocurrió en Israel. Por razones que todavía no han sido esclarecidas, de pronto, el suelo de la piscina cedió, creando un gran remolino que succionó a uno de los bañistas, de 34 años.

Tal como se puede observar en el vídeo, otro bañista trata de auxiliar al varón succionado, pero nada puede hacer sin poner en peligro su vida.

Una vez en el lugar los servicios de emergencia, tras cuatro horas de trabajo, pudieron rescatar el cadáver del hombre fallecido.

Las autoridades han abierto una investigación para determinar las causas del colapso del suelo de la piscina.



Source link