Un testigo grabó el sorprendente momento en vídeo y lo difundió en redes sociales.

Dos hombres han sido tiroteados este viernes, 06 de agosto, a mediodía en la localidad madrileña de Ciempozuelos por dos individuos en moto. El mayor de ellos, de 40 años, ha recibido cuatro impactos y el menor, de 25, ha resultado herido en la pierna. Ambos han sido trasladados al hospital Gregorio Marañón de la capital.

La Guardia Civil investiga las causas del suceso, aunque por el modo en el que se han sucedido los hechos, todo apunta a un posible ajuste de cuentas. Por el momento no hay detenidos.

La víctima a la que han alcanzado cuatro proyectiles, dos en el tórax y otros dos en el cuello, ha sido estabilizada en el lugar y trasladada en estado crítico en el helicóptero del Summa 112. El otro tiroteado se encontraba en estado grave y ha sido trasladado en ambulancia al mismo hospital. Por el momento, se desconoce la relación entre ambos heridos.

Por el modo de actuar, un tiroteo a bocajarro y a plena luz del día, las primeras hipótesis apuntan a un ajuste de cuentas. Los dos individuos que han atacado a las víctimas han llegado y se han marchado en moto del lugar de los hechos. La Comisaría de Policía Local se encuentra cerca del lugar de los disparos, por lo que los Agentes de la localidad también han intervenido rápidamente en cuanto han llegado las primeras llamadas.

El ataque se ha producido poco antes de la una de la tarde, en una zona residencial con multitud de bloques de pisos con poca altura y algunos comercios. Por eso, ha habido varios testigos del ataque que rápidamente se han puesto en contacto con los servicios de Emergencias para informar del tiroteo. La zona está a la entrada del municipio, pero las víctimas han podido desplazarse unos metros desde el lugar del tiroteo a pesar de la gravedad de sus lesiones, informan fuentes cercanas al caso.

Durante el traslado de un herido a causa de un tiroteo, un varón que se encontraba en la zona ha comenzado a tirar piedras al helicóptero que lo iba trasladar al Hospital 12 de Octubre.

El hombre se encontraba en un descampado junto a su coche y como se ve en las imágenes comienza a tirar piedras a los efectivos del SUMMA 112 durante una operación de traslado de un herido de bala.

Sorprendentemente una patrulla de la Guardia Civil llega antes de que este hombre huya del lugar, sin embargo, no realizan ningún tipo de acción sobre él y le permiten que se vaya del lugar, ante la estupefacción de los sanitarios que también se encontraban en el lugar.

Suponemos que será sancionado posteriormente, ya que este hombre ha puesto en riesgo a toda la tripulación del helicóptero del SAMUR.



Source link