El sospechoso de haber provocado el fuego fue trasladado al Hospital Vall d’Hebron con pronóstico grave.

Ocurrió ayer, 19 de agosto, sobre las 11 de la mañana, un paciente ingresado en el Hospital de Can Ruti de Badalona, por motivos que se desconocen, prendió fuego a un colchón y a una silla de su habitación, en cuestión de segundos la habitación comenzó a arder, motivo por el cual, los empleados del Hospital dieron aviso a los Bomberos.

Mientras los servicios de emergencia se trasladaban, un Vigilante de Seguridad del Hospital, desconociendo en ese momento las causas que originaron el incendio y sabiendo que la vida de una persona corría peligro en el interior de la habitación, haciendo uso de los extintores del centro médico consiguió extinguir por completo el incendio y evacuar de la habitación al hombre que lo provocó, el cual presentaba quemaduras de consideración.

Al lugar acudieron cinco dotaciones de bomberos, pero a su llegada el fuego ya había sido extinguido por el Vigilante, no obstante realizaron labores de inspección para comprobar que el incendio no había afectado a la estructura del centro.

Por su parte, la Policía catalana que también acudió al lugar, ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias que provocaron el incendio, si bien, en un primer informe, todo apunta a que el propio paciente fue quien provocó el fuego.

El herido, tras ser asistido inicialmente en el Hospital de Can Ruti, finalmente fue trasladado al Hospital Vall d’Hebron, en Barcelona, debido a la gravedad de las quemaduras sufridas, donde todavía permanece ingresado.



Source link