Un vídeo desde fuera de la estación y otro desde dentro muestran la gran violencia de los agresores.

Ocurrió durante la tarde de hoy, 26 de agosto, en la estación de Sant Vicenç de Calders, Tarragona. Un grupo de magrebíes, por motivos que se desconocen, la emprende a golpes con un joven que trata de resguardarse en el interior de la estación, pero a pesar de ello y de la multitud de testigos, varios empleados de Renfe e incluso un Vigilante de Seguridad, la manada continúa con la agresión hasta que el joven cae al suelo, dónde aún recibe varios golpes.

El Vigilante de Seguridad observa la escena sin poder intervenir, ya que se encuentra realizando un servicio unipersonal y no dispone de apoyo cercano, por lo que únicamente puede limitarse a dar aviso a la Policía catalana, lo que así hizo, si bien cuando llegaron los Agentes los agresores ya habían huido.

Según la información recabada, la víctima únicamente sufrió lesiones leves y hasta el momento no ha presentado denuncia por estos hechos.



Source link