Un testigo grabó el momento en que fue reducido y detenido el agresor, y difundió el vídeo en redes sociales.

Ocurrió ayer por la noche, 27 de agosto, en la estación de Rodalies Renfe en Granollers (Barcelona). Un joven africano que no estaba dispuesto a cumplir las normas mínimas de convivencia tiene que ser desalojado de la estación por los Vigilantes de Seguridad.

Una vez en el exterior, se abalanza sobre un Vigilante de Seguridad y trata de agredirlo con una botella de cristal, el empleado de seguridad privada reacciona de forma congruente, oportuna, proporcional y contundente, consiguiendo evitar la agresión y con el apoyo de sus compañeros, reducir, desarmar y detener al agresor.

Tras dar aviso a los Mossos, se personó en el lugar un patrulla de la Guardia Urbana que se hizo cargo del detenido.



Source link