El arrestado realizó tocamientos en zonas íntimas a dos víctimas en un local de ocio nocturno.

Agentes de la Guardia Civil han detenido a un Policía italiano que se encontraba de vacaciones en la Isla, acusado de abusar sexualmente de dos chicas en una discoteca de Magaluf. El arrestado es un integrante en prácticas de la Guardia di Finanza italiana y fue detenido a las 04.28 horas de la madrugada de este pasado lunes, 29 de agosto.

Los hechos sucedieron en un local de ocio nocturno de la zona cuando una joven palmesana que se encontraba de fiesta, junto a la cabina del disc-jockey y en compañía de su novio, notó un fuerte golpe en las nalgas. Acto seguido se giró y le preguntó a su pareja si había sido él. En ese momento, uno de los controladores de acceso del establecimiento ya estaba sujetando al presunto autor de los hechos. Se trataba de un joven, corpulento y que mostraba una actitud violenta. El personal de seguridad acudió de inmediato hasta el lugar del suceso y ayudaron a su compañero a sacar fuera de la discoteca al presunto abusador, que trató de agredir a los Vigilantes de Seguridad, teniendo que ser reducido y detenido.

Tras lo sucedido, uno de los Vigilantes se entrevistó con la denunciante para calmarla e interesarse por su estado. Además, le informó que el joven al que sus compañeros habían expulsado del local y tenían detenido en el exterior, era la persona que le había tocado las nalgas. Es más, también le informó que, unos instantes antes, había realizado tocamientos a otra mujer en sus zonas íntimas. Tal y como marca el protocolo establecido en estos casos, las víctimas fueron apartadas y protegidas en todo momento por controladores de acceso. El presunto agresor, quedó detenido por un Vigilante de Seguridad en el exterior de la sala hasta la llegada de la Guardia Civil que se hizo cargo de él.

Los Agentes de la Benemérita se entrevistaron con ambas víctimas y las acompañaron para que interpusieran la correspondiente denuncia judicial. Las mujeres, previamente, acudieron a un centro médico para ser examinadas. Una de ellas presentaba rojeces y los dedos marcados en las zonas íntimas por la agresividad con la que el presunto agresor las había atacado.

Debido a la gran corpulencia y a que se encontraba bajo los efectos del alcohol o de alguna sustancia estupefaciente, el Policía italiano -que está en prácticas en su país- ofreció una gran resistencia, lanzando golpes a los empleados de seguridad. El local de ocio dispone de cámaras de seguridad,    que fueron aportadas a los Agentes del Instituto Armado.

Ayer, 30 de agosto, por la mañana, el detenido fue puesto a disposición judicial y ha sido puesto en libertad con cargos sin ningún tipo de medida cautelar.



Source link