El hombre, de 65 años, falleció pese a los esfuerzos de los bomberos de Betanzos y el 061 por reanimarlo.

Ni la inmediata actuación de los servicios de emergencias logró evitar la desgracia. Un hombre de 65 años falleció de un infarto fulminante en el municipio coruñés de Sada este pasado lunes, 29 agosto.

Sucedió sobre las cinco de la tarde de este domingo, cuando en el parque de bomberos de Betanzos fueron requeridos para acudir al rescate de una persona que había sufrido una caída en el cuarto de baño de su vivienda, en la calle Párroco Villanueva. Cuando ya estaban en el piso, se encontraron con que el vecino de al lado sufría una indisposición que parecía grave.

Comprobaron que estaba en parada cardíaca y empezaron con las maniobras de resucitación cardiopulmonar hasta la llegada de la ambulancia medicalizada del 061 y los profesionales sanitarios.

A pesar de los múltiples esfuerzos realizados durante casi dos horas, el hombre falleció. 

Descanse en paz.



Source link