Una patrulla de Policía Local usó los desfibriladores del vehículo policial para reavivar las constantes vitales del hombre.

La rápida intervención de la Policía Local y de Protección Civil salvó durante la celebración de la Feria de Bormujos (Sevilla) la vida de un vecino de 47 años que entró en parada cardio-respiratoria en su domicilio particular.

Tras la llamada de emergencia y sin que aún se hubieran presentado los servicios sanitarios, se desplazaron al domicilio una patrulla de la Policía Local y parte del equipo de Protección Civil con el Jefe de Emergencias. Consigo llevaban los desfibriladores que tienen en dotación en los vehículos y asistieron a la persona que en esos momentos se encontraba inconsciente y sin constantes vitales.

Al llegar el patrulla de la Policía Local de Bormujos se inició la reanimación, se colocó el desfibrilador y se le dio una descarga inicial. Instantes después llegó el equipo de Protección Civil que se sumó a la reanimación aplicando técnicas de soporte vital como la ventilación en conjunto al masaje cardíaco.

Tras la llegada de los servicios sanitarios, se realizaron nuevas descargas y continuaron con las tareas de Soporte Vital Avanzado durante aproximadamente 1 hora y 30 minutos. Alrededor de las 01:45 horas de este 31 de agosto, la persona fue trasladada con vida al centro hospitalario para continuar con su atención.

Toda la gestión de la emergencia fue gestionada desde el CECOP (Centro de Coordinación Operativa) conjunto de Policía Local y Protección Civil instalado en el recinto ferial.

El hombre no sufría ningún tipo de patología previa y los sanitarios no se explican el motivo del infarto.

Nuestra más sincera enhorabuena a los Agentes.



Source link