Sus conocidos, sorprendidos por la inesperada noticia, lo recuerdan como una gran persona y un gran profesional.

José María, ayer 01 de septiembre se detuvo con su camión en una estación de servicio de una autopista de Granadilla de Abona, en Tenerife, se dirigió a los aseos y allí fue encontrado minutos más tarde mientras sufría un infarto fulminante.

Se dio aviso a los servicios de emergencia pero, cuando llegaron, nada pudieron hacer para evitar el final desenlace.

Deja mujer e hijas, y los que lo conocen y ahora lamentan la trágica noticia, lo describen como un joven fuerte, amable y con mucha ilusión.

Nuestro más sentido pésame a sus familiares, amigos y compañeros de carretera. Descanse en paz.



Source link