ganar para cerrar dignamente una mala temporada


Ganar para ser terceros y mantenerse en el podio de la Liga por décima temporada consecutiva. Un premio de consolación que en la etapa previa a Simeone sonaría a música celestial, pero que ahora es lo mínimo que se le exige a un equipo que se ha acostumbrado a pelear por objetivos mucho más ambiciosos que a los que ha aspirado en un curso decepcionante en muchos sentidos. El Sevilla lo cerrará en el Metropolitano en una tarde en la que la gran atracción es decirle adiós como se merece a Luis Suárez.

El pistolero sólo ha necesitado dos años para conquistar el corazón de una grada exigente que no le regala epítetos a nadie, pero que tendrá ya siempre al uruguayo en un lugar prevalente de su cosmogonía. En realidad sólo le ha hecho falta un curso, porque en el segundo fue evidente desde el primer día que no llegaba físicamente al nivel competitivo exigido. Suárez tiene 35 años y es sólo unos meses mayor que Benzema y es incluso dos años más joven que Cristiano, pero sus rodillas están mucho más deterioradas y a pesar de todos los esfuerzos que ha hecho le han acabado pasando factura.

A pesar de todo llega a su último partido en el Metropolitano como co-pichichi del equipo, empatado a 11 goles con Correa. Hoy será titular y si marca habrá sido en solitario dos años consecutivo máximo anotador del Atlético. Los 11 de esta temporada han sido menos trascendentes, pero los 21 de la pasada le abrieron al Atlético de par en par las puertas del título, sobre todo los dos últimos ante Osasuna en el Metropolitano y ante el Valladolid en Zorrilla. Su influencia en el Campeonato fue indiscutible, innegable. Esa Liga 20-21 siempre será la Liga de Luis Suárez, un delantero que pudo haber venido al Atlético cuando era muy joven, en 2010, pero el club no se atrevió a apostar lo suficiente por él.

A todo esto, el Sevilla llega al Metropolitano en plena crisis de resultados, tras haber perdido ante el Atlético una renta de hasta 12 puntos en las últimas 14 jornadas. Lopetegui está muy discutido y la amenaza de un sorpasso del Betis en la cuarta plaza -Champions- mantiene sin dormir a muchos sevillistas. Hoy intentará ganar en Madrid para arrebatarle al Atlético la tercera posición y anular cualquier resultado del Betis, pero la historia no le resulta favorable. No gana en territorio rojiblanco desde 2008, cuando se impuso 0-1.

José María Sánchez Martínez, con el que no ha perdido nunca el Atlético, será el último árbitro que se pase esta temporada por el Wanda. No ha sido buena la relación entre el equipo y el colectivo arbitral, y ese es un problema que debe solucionarse con urgencia cuando la Liga vuelva a empezar en agosto. Por lo que al Sevilla se refiere, sus números con este colegiado son mucho peores. De hecho las cuatro últimas veces que se lo ha encontrado ha sufrido dos derrotas y dos empates.

La despedida de Suárez llenará el Metropolitano. No será el único que vista por última vez la camiseta rojiblanca porque es necesario cuadrar números para traer refuerzos y eso significará asumir algunos sacrificios. Por delante queda un verano largo que tiene de que va a modificar sustancialmente el aspecto de la plantilla que, eso sí, seguirá dirigiendo Simeone salvo sorpresón mayúsculo.

 



Source link

accidentes Alemania Américas Asia Pacífico Características comunidad Conflicto Israel-Palestina Corea del Sur corrupción Crisis económica Economía elecciones en el mundo Estados Unidos Estados Unidos y Canadá Europa Finlandia Francia guerra guerra de ucrania Guerra Rusia-Ucrania Hezbolá La violencia armada Líbano Negocios y Economía Noticias noticias rusia moscu video foto television politica crimen incidentes clima reportaje entrevista servicio sms movil reportero Oriente Medio OTAN Palestina pistolas racismo Reino Unido Rusia Saad Hariri Somalia Suecia tiroteo masivo Turismo Ucrania velo islámico Vladimir Putin Volodymyr Zelensky África Úrsula von der Leyen