«El votante de Vox ya no se va a dejar atraer por el PP»


Esperanza Aguirre cree que «el votante de Vox ya no va a volver al PP». Así lo afirma en una entrevista a Hoy Responde de OKDIARIO en la que reconoce que ha cambiado de opinión y que el PP debe pelear por recuperar los 2,5 millones de votos centristas de Ciudadanos y conseguir atraer, también, al votante socialista desencantado con Sánchez. La ex presidenta de la Comunidad de Madrid explica que “el votante de Vox ya no se va a dejar atraer por el PP”, se muestra escandalizada con lo ocurrido con la directora del CNI y pide elecciones “ya” para «echar a Sánchez y hacer a Alberto Núñez Feijóo presidente de un gobierno serio y patriota». Califica la llegada de Feijóo como «providencial» y la persona adecuada para buscar ese objetivo del centro y la orilla del PSOE.

Aguirre no cree que Feijóo vaya a ofrecer a Sánchez una gran coalición. “Otra cosa es a un PSOE sin Sánchez”, matiza. Del presidente del Gobierno no tiene duda: «Aunque quede tercero, Sánchez montará otra mayoría Frankenstein si puede». Y de la ministra de Defensa, Margarita Robles, que aparenta ser la cara amable del sanchismo, tiene la peor opinión: “Robles es una sanchista a muerte y más de lo mismo». Recuerda que Robles fue la que animó a Sánchez a presentar la moción de censura contra Rajoy porque -dice citando un libro de Joaquín Leguina– “ella sabía que su amigo el juez De Prada iba colar la famosa frasecita en la sentencia de Gurtel que luego se anuló pero con la que Ciudadanos dio por acabada la legislatura”.

Esperanza Aguirre no descarta que Marruecos sobre el Sáhara y haya chantajeado al presidente Sánchez si le robó información de su móvil. Cree que Sánchez pretende un cambio de régimen para perpetuarse sine die en el poder, degradando y haciendo depender de él todas las instituciones democráticas.

Pregunta.- ¿Qué le ha parecido el cese de la directora del CNI?

Respuesta.- Increíble. Primero dicen que todo lo ha hecho perfecto. Y eso es así. Pero lo escandaloso es que luego salgan a dar una rueda de prensa a decir que han espiado al presidente y a la ministra de Defensa. También espiaron a Macron y a Boris Johnson y ¿qué dijeron?: “No comment”. Porque es lo que se dice en estos casos.

P.- ¿Sánchez no se detiene ante nada para contentar a sus socios?

R.- Pero si tampoco les contenta. Ya lo han dicho. Dice el Gobierno que es muy transparente. Pero no nos dicen quién se ha subido en el Falcon -40 personas- para ir a algún emirato árabe o dónde está la esposa del presidente… Esa información no la dan, pero sí ponen en riesgo, por ejemplo, a nuestro ejército. ¿Cómo puede decir Sánchez el nombre y la ruta del barco donde llevábamos las armas a Ucrania? Hay que conseguir que los españoles echen a este gobierno y tienen que convocar elecciones ya. Esto no puede seguir así. Está deshaciendo España y degradando todas las instituciones.

P.- Bildu, ERC, Junts, CUP, Podemos y PNV tienen mayoría en la comisión de secretos oficiales. ¿Ni en un mal sueño?

R.- Es una absoluta y total vergüenza y esto no tiene otra salida que convocar elecciones inmediatamente y que hablen los españoles.

P.- De Sánchez se dice que es un autócrata. Pero ¿tiene más bien tendencia dictatorial?

R.- El presidente Sánchez tiene un solo principio que es permanecer en la Moncloa y seguir yendo en Falcon a cualquier precio. Y para permanecer sine die quiere cambiar el régimen: los jueces, la monarquía, el ejército, los servicios secretos… Quiere hacer dependiente de él cualquier institución del estado. Yo creo que los españoles no volverán a darle la mayoría ni muchísimo menos.

“Robles es sanchista a muerte”

P.- ¿Le ha decepcionado Margarita Robles? Se dice que es la cara amable del Gobierno.

R.- Margarita Robles es sanchista a muerte. Más de lo mismo del sanchismo. Mire lo que ha hecho con la directora del CNI. En Historia de una ambición, Joaquín Leguina escribe que fue ella quien convenció a Sánchez para presentar la moción de censura. Sánchez creía que no era el momento porque el PNV acababa de apoyar los presupuestos de Rajoy. Pero Margarita Robles le dijo «no te preocupes porque ya sé que mi amigo el juez De Prada va a meter en la sentencia de Gurtel la frasecita famosa -que luego se anuló- con la que Ciudadanos dio por acabada la legislatura».

P.- El miércoles, Sánchez les llama “mangantes” y el jueves el PP le salva en el Congreso la tramitación de la Ley de Seguridad Nacional ¿Es fiable Sánchez para pactar algo?

R.- Sánchez no es fiable en absoluto. Y el ministro Bolaños, que parecía más fiable, tampoco.

El votante de Vox no vuelve al PP

P.- ¿La estrategia de Feijóo de ofrecer pactos a Sánchez es acertada?

R.- La llegada de Feijóo es providencial. Hemos tenido mucha suerte. Estábamos en la crisis más tremenda que yo he conocido nunca en el PP como consecuencia de comportamientos de personas a las que yo, como a Pablo Casado, he apoyado hasta el final. La llegada de Feijóo es providencial porque es la persona que puede conseguir que vuelvan al PP esos dos millones y medio de personas que votaron a Ciudadanos en abril de 2019 y luego se quedaron en su casa en las elecciones de noviembre. Y, también, que vengan a votar al PP muchos votantes socialistas disgustados con Sánchez. Yo creo que también votarán al Partido Popular. Yo antes pensaba que había que atraer a los votantes de Vox. Ahora pienso que los votantes de Vox no se van a dejar atraer por nosotros. O sea que es bueno que nosotros intentemos atraer a los de Ciudadanos, además de a los nuestros, que con Feijóo a la cabeza van a ser más.

Feijóo “providencial” para ganar el centro

P.- Vox muestra una gran fidelidad de voto.

R.- Yo pensaba antes que necesitábamos una sola fuerza en el centroderecha, como había conseguido Aznar: los liberales, democristianos, conservadores y hasta socialdemócratas… Estábamos todos cómodos en el Partido Popular. Ese era el PP que Aznar consiguió. Así se lo transmitió a Rajoy y, por desgracia, Rajoy se lo dio a Pablo Casado dividido en tres. Con tres fuerzas en el centroderecha no podemos conseguir los 176 escaños que necesitamos y, sin embargo, con dos sí. Eso es lo que están diciendo las encuestas y, por lo tanto, nos tenemos que dedicar al espectro del Partido Popular que está más en el centro. Y, por eso, Feijóo es providencial.

P.- Vox ha venido para quedarse. No va a ser flor de unos años.

R.- No tengo ni idea. No soy pitonisa. No le puedo decir lo que va a pasar con Vox, pero fíjese de cara a las elecciones próximas. Yo fui miembro de un Gobierno con Aznar, en minoría, en 1996. Si en aquel año, en vez de estar Felipe González hubiera estado Pedro Sánchez, jamás hubiéramos gobernado. Tuvimos 300.000 votos más que el PSOE. Pero es que estaba Julio Anguita, Izquierda Unida, el Partido Comunista… que tenían dos millones y medio de votos. A Felipe González no le hubiera sido necesario, como a Pedro Sánchez, ni nombrar a Anguita vicepresidente (como Sánchez hizo con Pablo Iglesias), ni estar en un gobierno de coalición con los comunistas. Felipe no se presentó a la investidura por el riesgo de que le pudieran apoyar. Y pudimos gobernar nosotros en minoría. Pero eso se ha acabado. Ahora ya no va a gobernar el partido más votado. De ninguna manera.

¿Gran coalición PP-PSOE?

P.- Si Sánchez puede, aunque quede segundo, montará otra mayoría Frankenstein.

R.- Y aunque quede tercero. Montará una mayoría Frankenstein. Los independentistas, los bilduetarras, los comunistas… no se han visto nunca en otra como con Sánchez, que hace todo lo que dicen.

P.- Y si Feijóo le ofrece a Sánchez y al PSOE una gran coalición, ¿usted lo ve posible en España?

R.- No creo que Feijóo ofrezca a Sánchez una gran coalición. Otra cosa sería un Partido Socialista sin Sánchez.

Marruecos: chantaje a Sánchez

P.- El propio Gobierno insinúa que fue Marruecos quien hackeó el teléfono del presidente. ¿Cree que Marruecos pudo chantajear a Sánchez con el Sáhara?

R.- No tengo ninguna información, pero no lo descarto. Y como no lo descarto, creo que hay que convocar elecciones y que seamos los españoles los que decidamos si queremos seguir con este gobierno o cambiar. Yo creo que hay que hacer a Feijóo presidente del Gobierno. De un gobierno serio y de un gobierno patriota. Y no de un gobierno que lo que quiere es denostar a España y ponerla en manos de los enemigos que tenemos dentro, los enemigos de España.



Source link

accidentes Alemania Américas Asia Pacífico Características comunidad Conflicto Israel-Palestina Corea del Sur corrupción Crisis económica Economía elecciones en el mundo Estados Unidos Estados Unidos y Canadá Europa Finlandia Francia guerra guerra de ucrania Guerra Rusia-Ucrania Hezbolá La violencia armada Líbano Negocios y Economía Noticias noticias rusia moscu video foto television politica crimen incidentes clima reportaje entrevista servicio sms movil reportero Oriente Medio OTAN Palestina pistolas racismo Reino Unido Rusia Saad Hariri Somalia Suecia tiroteo masivo Turismo Ucrania velo islámico Vladimir Putin Volodymyr Zelensky África Úrsula von der Leyen