El Ministerio del Interior ha iniciado un expediente administrativo de expulsión de España contra Amarouch Azbir, presidente de Al-Forkan, una asociación cultural islámica sin ánimo de lucro de Vilanova i la Geltrú.

La asociación presidida por el propio Amarouch Azbir, según detalla en un comunicado, considera que “hay un ánimo de perseguir a Amarouch Azbir en toda su trayectoria como persona, también lo hacen contra su libertad de asociación, haciendo una valoración subjetiva de sus intenciones sin prueba alguna”.

Defienden que “lleva 22 años residiendo en Vilanova i la Geltrú y 20 años trabajando en los Servicios Municipales”. Aseguran que todo se trata de “falsas acusaciones” de carácter administrativo, “no penales”.

Precisamente, hace poco más de dos semanas, se conocía que la Policía Nacional había activado un expediente de expulsión del Estado español contra el reusense Mohamed Said Badaoui porque, según explicaba la Asociación para la Defensa de los Derechos de la Comunidad Musulmana (Adedcom), utiliza su derecho de asociación para conseguir objetivos e intereses y “redirigir todo tipo de reivindicación religiosa a un campo ajeno a lo pactado entre el Estado y la Comisión Islámica de España”.

Adedcom, entidad presidida por el propio Badaoui, lanzó un comunicado de repulsa ante la imputación de Badaoui y criticaba que la Policía haya hecho una “valoración subjetiva y sin prueba alguna basándose en su actividad en redes sociales y sus contactos en todos los niveles, políticos y civiles”.



Source link