“¡Fuera de aquí, esta casa es mía!” es el grito que el propietario de una vivienda de Murcia lanza al descubrir a los okupas en su interior.



Source link