Rafael Rubio, subdelegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana hasta que lo detuvieron hace un año acusado de cobrar sobornos, como los 300.000€ en efectivo que ya están documentados en el sumario.

Y Adriana Lastra tiene la poca vergüenza de acusar a nadie de corrupción.


Source by Mar Díaz