Ya no hay suspensos porque el Gobierno da aprobado general.

Ya no hay contratos temporales porque el Gobierno los llama fijos-discontinuos.

Con razón decían “sí se puede” los muy caraduras.


Source by Mar Díaz