La Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se opone a la propuesta del PP de bajar el IRPF a quienes ingresen menos de 40.000 € al año porque «también beneficiaría en ese tramo al que gana 300.000 €».

No como los 20 céntimos de la gasolina, que no se le aplican a Ana Botín.


Source by Mar Díaz