Los franceses le están haciendo un cordón sanitario a “la ultraderecha”.

No como al partido socialista de Francia, que ha sacado menos de un 2% de votos.


Source by Mar Díaz