La televisión ya no es un servicio público y por tanto ya no debe ser pública. Eso era antes de internet.
Que cada partido se pague su propia propaganda.


Source by Mar Díaz